Regresar

Los estados de salud

Para sobrevivir en un tal mundo, es primordial vigilar tu estado de salud. Encontrarás diferentes indicadores en la parte superior de la pantalla.

Con un solo vistazo sabrás si debes beber, curarte, etc.

Cansancio:
Cuando ya no te queden más Puntos de Acción, estarás cansado y ya no podrás caminar (ver Desplazarse).
Sed:
Necesitas beber... No tardes mucho en hacerlo, ¡corres el riesgo de quedar Deshidratado!
o Saciado:
Este estado indica que has comido y/o bebido hoy. Repetir esta acción no te hará recuperar más Puntos de Acción durante el día. Ejemplo: Has bebido una cantimplora esta mañana para recuperar tus Puntos de Acción y anular el estado de SED. Si vuelves a beber hoy, podrás anular la SED pero no recuperarás Puntos de Acción.
Herida:
Has sido gravemente herido... Cúrate rápidamente con vendas o alguna otra cosa, o correrás el riesgo de contraer una Infección ...¡casi siempre mortal!
Infección :
Es provocada por una herida o el consumo de alimentos de dudosa calidad, cúrate rápido, una infección tiene 50% probabilidades de ser mortal, 75% en las ciudades del Pandemonio.
Drogado:
Los estimulantes son poderosos en Zombinoia y tienen diversas utilidades: quitar el cansancio, curar una infección, calmar los nervios, hidratarse... Pero ten cuidado al consumirlos. La Dependencia es un riesgo real y particularmente peligroso.
Terror:
Es la hora del ataque. los zombies se avalanchan rabiosos contra tu casa, pero logras impedir su avance. La imagen de una muerte cercana va a aterrorizarte. Bajo los efectos del terror, tus reflejos quedarán muy limitados... Sea como sea, ¡nunca permanezcas cerca de ellos! De otro modo, quedarás totalmente paralizado por el terror... hasta que uno de ellos te devore. En el desierto, cuentas como 0 Puntos de Control, sin importar tu oficio o tu equipamiento. No puedes actuar en una zona si los puntos de control de los zombies son superiores al de los humanos.

Hay otras maneras de quedar aterrorizado, ¡cuidado!

Ebrio:
El alcohol te permite recuperarte de un gran cansancio, pero es posible que hagas alguna tontería... El día siguiente, el estado  Ebrio desaparecerá pero será remplazado por el estado  Resaca. No podrás seguir consumiendo bebidas alcohólicas en cualquiera de estos dos estados.
Limpio:
Este estado significa que no has probado estimulante alguno hasta el momento. Una gran proeza, sabiendo que las alucinaciones provocadas por esas sustancias pueden ser sumamente reconfortantes.
Inmunizado:
¡Un medicamento u otro producto te ha inmunizado contra la infección! También te salvarás de convertirte en un mutante en la noche. Este efecto desaparecerá después del ataque.
Campista astuto:
Si sobrevives una noche fuera por haber acampado, ¡este estado le dará un bonus a todas tus búsquedas durante el día!
Mutante:
Has sido infectado por un mal incurable que te convierte en un monstruoso mutante.

La dependencia a los estimulantes

Cuando consumes demasiados estimulantes (más de uno al día), ¡te vuelves Dependiente! Y es imposible salir de esa depedencia.

Desde ese momento, estarás condenado a consumir por lo menos una dosis diaria antes de la hora del ataque, o morirás (babeando abundantemente y temblando sin parar, algo demasiado horrible para ser visto...).

Tipos de heridas

Cuando eres herido, un órgano de tu cuerpo es afectado.

  • Cabeza: Tus pensamientos se vuelven incoherentes...
  • Manos: Te será imposible utilizar ciertos objetos.
  • Brazo: Tus heridas te impiden participar en las obras del pueblo, así como abrir o cerrar el Portal.
  • Pierna: Cada paso en el Ultramundo puede desmoronarte. ¡Perderás tu Punto de Acción y no podrás salir de la casilla en la que te encuentras!
  • Ojo: Tus probabilidades de encontrar un objeto en una búsqueda (desierto o edificio) son muy reducidas.
  • Pie: No tiene penalidades adicionales.
Aquí, los compañeros dignos de confianza se cuentan con los dedos de una mano mutilada. Manco