Regresar

Los desterrados

Insurrección de los desterrados

Cada día, los parias (habitantes desterrados) de un pueblo tienen la posibilidad de organizar una insurrección. Si tienen éxito, todos los habitantes libres serán desterrados mientras que los parias recuperarán su libertad.

Las reglas son las siguientes:

  • Cada paria puede contribuir a la insurrección una vez al día.
  • Para que tenga más posibiliades de éxito, la insurrección requiere de una participación diaria.
  • Solo puede haber una insurrección en toda la existencia del pueblo.

El sistema de la insurrección toma en cuenta (entre otras cosas) la cantidad de parias, la cantidad de habitantes libres, la cantidad de supervivientes y la proporción de fuerzas.

Ejemplo: Si hay 10 habitantes desterrados, les bastará con pocos días para llevar a cabo una insurrección. Si solo son 3 parias, ¡necesitarán alrededor de una veintena de días!

Preparar una insurrección es una tarea de largo aliento: la unión y el compromiso diario serán claves para lograr el objetivo.

Recursos del desterrado

Ya que un desterrado no puede aprovechar libremente de las ventajas que brinda el pueblo, se verá obligado a recurrir a soluciones poco habituales para satisfacer sus necesidades.

Sin embargo posee dos cualidades especiales:

  • Escarbar en los desechos del pueblo: Esta acción se realiza en el Portal del pueblo (afuera) y permite encontrar algunas chucherías, pero que podrían resultar útiles...
  • Esconder su mochila: Al exterior, esta acción permite ocultar todo lo que lleva consigo. Solo otro desterrado puede ver y encontrar esos objetos. No obstante, los habitantes normales podrían en algún momento hallar esos escondites.
Aquí, los compañeros dignos de confianza se cuentan con los dedos de una mano mutilada. Manco