Regresar

La justicia y los crímenes

Cuando entras en la casa de un jugador, desde la sección Habitantes, puedes DENUNCIARLO.

Si existen 8 denuncias contra ese habitante, será desterrado de la comunidad.

Efectos del destierro

Todos los objetos considerados como primordiales por la comunidad serán enviados al Almacén del pueblo (madera, metal, parapetos, etc.).

Un habitante desterrado no podrá, nunca más:

  • Tomar objetos del Almacén (sin embargo sí puede depositarlos en él).
  • Beber agua adicional en el pozo (la ración diaria permanece autorizada).
  • Participar en las construcciones.
  • Utilizar el taller.
  • Abrir o cerrar el Portal del pueblo.
  • Hacer denuncias.

A pesar de ello, dispondrá de nuevas capacidades para tener una oportunidad de vivir solo...

Robar a un habitante

Es posible entrar a la casa de un habitante durante su ausencia, es decir cuando él o ella se encuentran el Ultramundo. Puedes entonces (1 vez al día) decidir robarle un objeto.

Un robo tiene 50% probabilidades de ser detectado, si es así, todos los habitantes serán alertados, ¡tu nombre aparecerá en rojo en el Registro del pueblo! Las consecuencias dependerán de la voluntad de tus compañeros...

Ejecución

Cuando un habitante se convierte en una amenaza para la comunidad, a veces es necesario llegar a extremos.

Los habitantes podrán armar una horca en las construcciones para eliminar definitivamente al indeseable. Para colgarlo, bastará con alcanzar de nuevo la cantidad de denuncias necesarias, como para el destierro.

Como en el destierro, los objetos que posea el ahorcado pasarán a manos del pueblo (a través del Almacén).

Recuerda: Existen otros medios de deshacerse de los sinvergüenzas (asesinato y otros castigos... ).

El ahorcamiento es a menudo un acto sumamente violento, la horca será destruida luego de su uso.

Aquí, los compañeros dignos de confianza se cuentan con los dedos de una mano mutilada. Manco