Regresar

Exploración de ruinas

Las exploraciones avanzadas te permiten visitar los edificios abandonados en el Ultramundo en busca de recursos y de ideas para sobrevivir.

Cuando encuentres una ruina trata de ingresar en el lugar. Recuerda que un habitante herido o aterrorizado no es capaz de entrar en estos lugares oscuros. Estos lugares cerrados suelen estar infestados de zombies, por lo tanto tendrás que ocuparte de ellos si quieres que tu búsqueda sea fructífera.


Solo hallarás recursos en las habitaciones de las ruinas, en los pasillos solo encontrarás objetos dejados por otros habitantes. A veces encontrarás puertas cerradas que podrás abrir con ciertos tipos de llaves, los antiguos ocupantes del lugar pudieron haber dejado las llaves por ahí, dales un buen uso.

Si solo fuese eso, sería demasiado simple, el aire en estos lugares cerrados por años está saturado con una sustancia tóxica que te impide permanecer allí mucho tiempo.

Un contador de oxígeno te indica cuánto tiempo te queda para buscar en la zona antes de ser afectado por el aire tóxico. Deberás salir a tiempo de esos laberintos para no acabar gravemente herido o perder todos los objetos que encontraste en esa aventura. Solo hay una entrada a las ruinas y esa será también tu única salida. La codicia puede costar muy cara a quienes penetren demasiado en esos edificios.

A continuación algunas reglas que deben ser respetadas si quieres volver vivo a tu querido pueblo:

  • Dada la estrechez de los pasillos, solo un habitante a la vez puede ingresar en los edificios. Cuando este haya salido, otro podrá ingresar al lugar.
  • Al existir un alto grado de toxicidad en las ruinas, un habitante podrá ingresar solo una vez por día en ellas, una exposición mayor podría ocasionar una muerte dolorosa.
  • Para escapar de los zombies que se encuentran allí, además de poder usar objetos de ataque, podrás presionar el botón "Huir" consumiendo una parte de tu oxígeno. Si decides volver encontrarás la misma cantidad de zombies.
  • Los ruidos al interior de los edificios, atraerán la atención de los zombies. Más vale que las búsquedas sean cortas, antes de que el lugar esté lleno de ellos.
  • Nadie podrá venir en tu ayuda en esas ruinas espeluznantes, los puntos de control no tienen utilidad. Deberéis organizaros para sacar el máximo provecho a esa incursión.
  • Cuidado con la hora, si te encuentras dentro de un edificio a la hora del ataque, ¡tendrás tantas posibilidades de sobrevivir como un bistec en medio de perros hambrientos!

Siendo las ruinas un lugar peligroso, es normal que siempre queden objetos sin ser encontrados. Los mapas de esas "minas de oro" son imposibles de encontrar, así que tendrás que utilizar medios rudimentarios para poder salir de allí con las manos llenas.

Aquí, los compañeros dignos de confianza se cuentan con los dedos de una mano mutilada. Manco