Regresar

Ermitaño

Un ermitaño es un tipo al que nadie ha hablado desde hace años, recluido en la más grande soledad. Lo bueno, es que ha aprendido a arreglárselas por sí mismo cuando se trata de sobrevivir. Un ermitaño siempre encontrará algo comestible (comida o agua) en cualquier lugar del desierto apenas sienta la necesidad.

Tu preciosa guía, titulada "El Manual de los Jóvenes Castores". Aunque parezca un libro para niños, contiene una cantidad impresionante de información sobre cómo sobrevivir en la naturaleza. Te ayudará a encontrar alimentos fácilmente.

¿Cómo jugar con el?

Ya no necesitarás llevar alimentos contigo, siempre encontrarás lo que necesitas, no importa donde. Los demás habitantes podrán morir de hambre al amanecer de un campamento, mientras que tú siempre tendrás un gusano o una raíz para comer.

Pero no te confíes tanto, tu habilidad solo es utilizable una vez al día: encontrarás ya sea una ración de comida o una de agua.

Por otro lado, tiene una importante ventaja en el campamento salvaje: las probabilidades de supervivencia de un habitante tiene como tope 90% (incluso con toda la voluntad del mundo, el riesgo de morir durante el ataque estará latente). Un ermitaño no se verá afectado por este riesgo: si se desenvuelve bien, puede acampar teniendo hasta 100% de posibilidades de amanecer vivo.

Como el ermitaño es un huraño neurótico con tendencias antisociales, solo encontrará agua y alimentos si se encuentra a más de 4 Km del pueblo.

Aquí, los compañeros dignos de confianza se cuentan con los dedos de una mano mutilada. Manco